15 enero, 2019

El secreto para abrir los canales del sustento.


© Roger Castellanos 15-ene-2019 13:50 hrs.


  
Beshalaj 5779
Conciencia Aplicada de la semana.

Cada siete días, el cosmos nos obsequia la oportunidad de "recibir" una conciencia específica y a través de ella alcanzar nuevos niveles de felicidad  real y satisfacción de vida.

La porción de Beshalaj en la Tora (Biblia), es una de las mas esperadas y famosas; en ella se relata el episodio de la apertura del Mar Rojo, se nos enseña el poder de los milagros que habita en cada uno de nosotros a través de la activación del poder de los 72 nombre o atributos divinos.

https://www.youtube.com/watch?v=bHQK4n0jtNU&t=1s

Sin embargo hoy me referiré a otro de los mas grandes milagros que se relatan en ésta porción y que desde mi perspectiva sin ésta conciencia son infructuosos todos los intentos por acceder a la energía de los 72 nombre divinos y al sustento.

Me refiero al relato del Maná, cuyo secreto es su capacidad de abrir los canales del sustento a nuestro mundo, así de simple y poderoso.

El zohar nos obsequia:
“He aquí que haré  llover pan del cielo para ustedes”. Por lo tanto, todos los creyentes deben solicitar  su alimento  del Santísimo bendito sea El. Sobre una base diaria y decir sus oraciones por éste”
“El pueblo debe salir y reunir su porción cada día” ( Shemot 16:4), y el que solicita alimento cada día es llamado un hijo fiel. Y Moshé les dijo: Qué ningún hombre deje del maná hasta la mañana. (Shemot 16:19).

¿Cuál es el común denominador en las frases anteriores?: Vivir en el  hoy. El presente.

Esta es la clave para recibir el sustento a cada momento de nuestra vida, encierra un nivel de certeza  y emuná total. Confirma: “Abres tu mano y satisfaces el deseo de todo ser viviente ( Salmo 145:16).

Si deseamos atraer la Luz de los milagros a nuestra vida tenemos que eliminar cualquier vestigio de duda, de que el Creador nos da cada día lo que necesitamos. Que nuestra única fuente (maná) del sustento (Luz, felicidad, satisfacción, paz…) es el Creador.

Sin ésta conciencia ninguna oración o intento por activar los 72 nombres divinos, simplemente será un desperdicio.

Si vivimos o incluso realizamos oraciones con preocupaciones sobre que sucederá mañana, la próxima semana o dentro de un año nos desconectamos de la fuente.

De igual forma sucede si  eres de las personas que vive arrepentida de lo que sucedió en el pasado.

Sólo podemos recibir las bendiciones cuando vivimos con la conciencia del hoy.

Muchas veces queremos adelantarnos a los sucesos, incluso en temas tan cotidianos: si acudimos a un evento y ya estamos pensando en qué estará aburrido o que tal lugar no estará abierto, etc.

¿Qué sucede a nivel espiritual? Cada día tiene su propia bendición. Pero si amanecemos preocupados o durante el día sobre que sucederá en el futuro, entonces atraemos al presente la oscuridad del futuro lo mismo ocurre si estamos pensando en las cosas que no hicimos bien en el pasado, atraemos negatividad del pasado, contaminando nuestro Hoy. 

El resultado es: bloqueamos la afluencia de bendiciones en nuestra vida. Si no vivimos con la conciencia del presente del hoy perdemos las bendiciones que recibiríamos. Ahora imagínate si esto lo hacemos cada día; no es de extrañar que a pesar de nuestras oraciones y practicas espirituales o acciones  de compartir no suceda nada.  

La habilidad de conectarnos con el presente con el hoy, es el regalo de ésta porción. Y es el secreto de atraer la felicidad permanente a nuestras vidas.

Que la conciencia de éste shabbat  nos permita recibir las luces que nos asistirán en nuestro camino de regreso." shabbat shalom


 https://www.youtube.com/watch?v=O_BKxPCIYsw&t=262s

Espero tus comentarios y preguntas. Suscríbete para recibir nuestras publicaciones.

Roger Castellanos 
Centro de la Kabbalah Aplicada. Puebla, México
https://www.facebook.com/kabbalahaplicada/




Parashat Hamán





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tiempo de refinar nuestros deseos.

La porción de Qui Tissa, nos coloca en la disyuntiva entre abandonar nuestro trabajo de crecimiento espiritual o buscar otros caminos tentad...