09 marzo, 2017

Carta Natal de Arnold Schwarzenegger

Horóscopo Natal
para

Arnold Schwarzenegger

30/07/1947

Graz

04:10:00 a.m.













Prólogo

La astrología es tan antigua como el tiempo medido; es un lenguaje de energía, y se podría definir como el sistema de psicología más antiguo que conocemos. C. G. Jung, uno de los fundadores de la psicología moderna, dijo: «La astrología incorpora la suma de todo el conocimiento psicológico de la antigüedad.» Aunque existen distintas escuelas astrológicas, todos los astrólogos están de acuerdo en que hay una conexión entre el cosmos y la Tierra, que existe una relación entre el momento del nacimiento de una persona y las posiciones del Sol, de la Luna y de los planetas en el firmamento.
Un análisis astrológico es comparable a un análisis psicológico, pero con la ventaja de emplear un método que se ha comprobado durante miles de años y que, en esencia, no ha cambiado desde sus inicios. No es un método especulativo, como la psicología moderna, que cambia con el tiempo según los cambios en la sociedad humana, sino un lenguaje cósmico que se refiere a la esencia de la naturaleza humana y que siempre permanece igual a pesar de las alteraciones que puedan experimentan las civilizaciones y culturas de nuestro planeta.
La carta astral es un mapa del cielo tal y como lo vería un recién nacido desde su cuna, excepto que también incluye la mitad invisible del cosmos que quedaría por debajo del horizonte. Simbólicamente, el círculo central del mapa representa la Tierra, donde nos encontramos nosotros. A nuestro alrededor, los doce signos del zodiaco forman una banda circular a lo largo de la eclíptica, ocupando cada uno un espacio fijo de 30 grados. Dentro de este espacio se mueven los planetas, pasando, a distintas velocidades, de un signo al siguiente en circuitos ininterrumpidos. La flecha hacia la izquierda representa el Ascendente que, simultáneamente, señala el signo que corresponde a la Casa 1. A partir de allí, el horóscopo se divide en doce segmentos, llamados casas, que corresponden a las diferentes esferas de la vida cotidiana.
La carta astral se puede también entender como un mapa de la situación kármica del alma. La ley universal del karma dicta que cada acción tiene su reacción, y los planetas pueden considerarse como las manos de un complejo reloj cósmico que nos indica «la hora kármica». Así pues, el horóscopo es una representación simbólica de la suma de nuestras actividades pasadas que forman la base de la existencia física y psíquica actual. Un análisis de la situación astral revela los puntos fuertes y débiles en la encarnación actual y nos puede ayudar a ver donde darán frutos fácilmente nuestros esfuerzos y en qué aspectos hay que cultivar tolerancia y paciencia para superar con éxito las dificultades, las tensiones y los obstáculos. No obstante, debemos siempre recordar que los planetas inclinan, no obligan. Es nuestra actitud, la que determina el resultado, porque:

Un barco va hacia el este, otro barco hacia el oeste,
ambos empujados por los mismos vientos.
Pero son las velas  –y no los vientos –
los que determinan la dirección del viaje.

Por lo tanto,  nuestro carácter es nuestro destino, o sea que el conocimiento y la voluntad nos permiten gobernar los planetas gracias a ese carácter inherente.
Un análisis astrológico puede tener diferentes aplicaciones. En primer lugar, es un método para profundizar el conocimiento sobre nuestro propio cuerpo sutil, nuestra psique. A veces nos sorprende cómo nos comportamos o la manera en que reaccionamos, o nos cuesta aceptar un rasgo de nuestro carácter que no parece estar de acuerdo con la imagen que tenemos de nosotros mismos. Una consulta astro-psicológica puede iluminar esos fenómenos y aclarar aparentes contradicciones.
Mediante el análisis de los tránsitos durante un periodo determinado, podemos apreciar las influencias planetarias que nos afectan positiva o negativamente y prepararnos para ello.
Otra aplicación es averiguar el grado de compatibilidad con otra persona, especialmente cuando tenemos una relación íntima con ella, como puede ser el caso de un cónyuge o un hijo. A través de la astrología podemos apreciar cómo fluyen las energías entre nosotros: cuáles son las áreas donde existe un flujo armonioso y productivo, y en qué aspectos las energías interfieren, causando tensión y frustración.
Las aplicaciones del conocimiento astrológico son muy variadas y dependen de las necesidades de cada uno. Debido a que cada persona es una entidad muy compleja, no se puede esperar que una interpretación del mapa astral vaya a abarcar la totalidad del carácter, y eso menos si no se conocen las circunstancias particulares del individuo. Por lo tanto, se recomienda acudir a una consulta personal que permita al astrólogo enfocar el análisis con más precisión. Lo que sigue es el «gran cuadro», una interpretación en rasgos generales que facilita un conocimiento básico, un primer paso en el sendero del autodescubrimiento.


El Sol - el yo creativo


El Sol es el centro de nuestro sistema solar, y todos los planetas se mueven en órbitas elípticas alrededor de esta estrella fija que parece pasar cada día delante de la Tierra de Este a Oeste. A una distancia de aproximadamente 150 millones de kilómetros, el Sol parece a nuestros ojos como un pequeño disco brillante en el firmamento, pero en realidad es enorme, ya que tiene un diámetro de 1,39 millones de kilómetros y así es casi 700 veces más grande que todos los planetas juntos.

Naturalmente, el Sol fue el principal cuerpo celeste observado por el hombre y, por lo tanto, ocupa un lugar importantísimo en todas las mitologías. El dios griego Apolo era la personificación del Sol y fue adorado como la fuente de la fuerza vital, iluminación y curación.

En la astrología el emplazamiento del Sol revela la cualidad básica de nuestra conciencia. Es el factor central de nuestra personalidad, del mismo modo como el Sol es el centro de nuestra galaxia. Por esa razón, nos identificamos tanto con el signo solar. Si nuestro Sol está en Piscis, nos consideramos Piscis. Si está en Aries, pensamos que somos Aries. No cabe duda que el Sol es muy importante para el análisis astrológico, pero no debemos olvidar que es un solo factor entre muchos.

Un Sol bien emplazado y aspectado otorga a su nativo alegría, confianza y buena salud. Tiene una afinidad natural con el signo Leo, el cual comparte muchos atributos con el Sol.


Tu Sol en Leo


Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su resplandor, su enorme potencial de energía, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Con el Sol en su propio signo, eres una persona de gran corazón que irradia dignidad y posee un mundo interior lleno de orgullo. Dispones de amor, agradecimiento y lustre en abundancia y quieres dar de ello a otras personas. Vives tus convicciones con plenitud e inviertes en ellas toda la fuerza de tu personalidad.
Como nativa de Leo sientes el simbolismo del Sol como una invitación a convertirte en una representante digna de este astro tan luminoso. A pesar de que Leo posee muchas cualidades positivas, debes aprender a encontrar tu propia naturaleza  –tu ser real– independiente del reconocimiento por parte de los demás. En otras palabras: el reto del Leo consiste en encontrarte a tí misma.
Lo más importante para ti es tu pequeño mundo interior. Por consiguiente, te resulta difícil saltar sobre tu propia sombra y aceptar que otras personas sienten o piensan de forma diferente. Con frecuencia no sabes reconocer las necesidades de tu prójimo, ya que Leo –contrario a Libra, Cáncer o Piscis– no es un signo de relación.
Si hay algo que te fastidia es la rutina, y también te vuelves impaciente si las cosas no se mueven a tu ritmo y con la rapidez esperada. No te gusta en absoluto que te critiquen, y te sientes insultada si alguien lo hace, porque no comprendes cómo alguien puede ver fallos en ti. Estás convencida de ti misma y de tus virtudes, y vives del reconocimiento de tu entorno. No es probable que alguien te pase por alto, ya que tu resplandor majestuoso se hace notar. No cabe duda de que tienes nobleza. Cuando recibes la admiración requerida (o merecida), puedes ser muy generosa y compartir tus riquezas con otros. Entonces, recuerdas a una reina de cuento que puede ser muy bondadosa si no está ocupada en luchar contra enemigos malvados y preocupada con preservar su poder.
Pero recuerda que un cuento es un cuento y, tal vez, la realidad exija de ti que desarrolles más humildad y encuentres tu sitio en el mundo –el cual no tiene que estar necesariamente en el centro del escenario –.

Tu Sol en la Primera Casa

La casa donde se halla el Sol indica aquella esfera de nuestra vida dónde nos resulta más fácil lucir nuestras cualidades particulares, separamos del colectivo y establecer nuestra identidad individual. El Sol tiene el poder de fomentar el crecimiento y la madurez, de llevar a la práctica opciones nuevas y de crear alternativas.
La Primera Casa contiene al Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza que tenemos en nosotros mismos.

El Sol en esta casa tiene un efecto estimulante e infunde a tu vida luz y calor. Tiendes a influir sobre los demás y llamarles la atención, para irradiar tu poder de tal manera que otros se sientan atraídos por tu energía y tu resplandor. Enfrentas la vida con vigor, entusiasmo y determinación de hacer algo con tu persona. Exiges de la vida una situación que te permita ejercitar tu autoridad natural y satisfacer tu deseo de reconocimiento.
Indica que eres una persona que no tiene "doble" carácter. Es decir, tienes la misma personalidad (interna) que carácter (externo). Por tanto, eres una persona íntegra, y de carácter sólido, dado que lo mismo que sientes dentro de ti arraigado y fuerte lo manifiestas públicamente ante los demás, sin disimulos y autocontrol.
Por otro lado, esta es también una buena posición para la salud, pues da vitalidad y una gran capacidad de recuperación ante la enfermedad y la aflicción de cualquier naturaleza. También te hace ardiente, generosa y dotada del difícil don de la autoridad, con una gran capacidad de dirección y de organización de las cosas, tanto para ti misma como también para organizar y dirigir el trabajo de otras personas bajo tus órdenes. Por ello, tus perspectivas de ascenso en la vida siempre estarán abiertas, pues dependen en mayor grado que nada de tu propio hacer y deshacer, sin estar condicionadas por otras "carambolas", "enchufes" o conexiones y asociaciones con terceras personas. Una expresión negativa del Sol en la Primera Casa puede resultar en una personalidad dominante y un egocentrismo extremo, y, por ello, con escasas o nulas ganas de hacer caso de los buenos consejos de los demás.
A un nivel más profundo y espiritual, esta posición planetaria te está indicando que tu destino en esta vida es el de descubrirte y conocerte en profundidad a ti misma, a tus propias capacidades innatas, desarrollando así una personalidad y un carácter que, bien trabajado, puede llegar a abrir cualquier puerta u obstáculo que se anteponga frente a ti.

Tu Sol en conjunción a tu Saturno


Sabes muy bien que tienes que trabajar por aquello que valoras; en otras palabras, sabes por experiencia que tienes que luchar con la vida. Por muy extrovertida y desenfadada que parezcas ser, dentro de ti existe una energía controlada y disciplinada. Te enfrentas constantemente a una deliberación meticulosa y una preocupación por sentirte protegida de la vida para que ésta no te derribe de un puñetazo. Sueles ser seria y consciente de tus responsabilidades (a veces hasta tal punto que puede coartar tu libre expresión), lo que te hace experimentar una sensación de culpabilidad si te sientes demasiado feliz y relajada. Es probable que la causa de esta actitud sea el hecho de que no tuviste la oportunidad de ser realmente «niña» y, por lo tanto, no has aprendido a tener esa confianza inocente en la abundancia de la vida, lo que te permitiría estar más tranquila.
Aunque sueles tener bastante éxito, siempre será después de cumplir los 28 o 29 años, o después de que hayas adquirido la experiencia necesaria. Sin embargo, tiendes a manifestar dos reacciones distintas a lo que la vida te ofrece: por una parte pareces ser extremadamente ambiciosa y por otra declaras que no tienes ninguna ambición (aunque esto último puede ser consecuencia de no admitir tu enorme ambición y no poder darle plenitud). De todas formas, siempre podrás convertirte en la dueña de tu propio destino. Las metas que alcanzas no te suelen satisfacer, ya que lo que realmente te importa es la fuerza y la confianza en ti misma.
En lo que se refiere a tu infancia, es probable que las condiciones en ésta fuesen difíciles; especialmente en lo que se refiere a la figura de tu padre, ya que la relación con él posiblemente te aportó cierto desengaño. Es probable que sintieses alguna frialdad o rechazo, una insistencia en la obligación, las formas y los valores materiales o una educación religiosa excesivamente rígida. Aunque tu padre pudo ser (o puede ser) cariñoso y amable, acabó dándote la sensación de cierta debilidad; privado del papel de fuerza y protección necesarios para tu buen desarrollo psicológico. En resumen, para llenar este «hueco» en tu psique, eres tú quien tiene que encargarse de crear la mitad masculina de tu ego, puesto que no la heredaste ni la adquiriste de él. Esto tiene implicaciones importantes en la esfera de las relaciones, ya que suele aparecer en ti la necesidad de probarte a ti misma (y a tu padre), porque sientes que el fracaso en tus relaciones sería indicativo de un fallo personal.
Como consecuencia de todo lo dicho, es probable que la gente piense que tienes más edad de la que realmente tienes, ya que tiendes a tomar una postura de autoridad. Quizá incluso disfrutes pensando en que eres mayor, y probablemente trates a las autoridades y a los más mayores como si fueran tus maestros, con gran respeto, por no decir reverencia. La disciplina no es un problema para ti, pero tal vez seas demasiado autoritaria y pesimista.

Tu Sol en sextil a tu Neptuno


Posees un gran potencial creativo, y eres consciente de ello. De hecho, sabes perfectamente que podrías ser un potente instrumento en aliviar el sufrimiento de la gente, pero prefieres dejar el peso de efectuar cambios sociales a aquellos que tienen la necesaria fuerza y determinación. Si puedes ser de ayuda –bien–, pero tomar la iniciativa no es lo tuyo.
Tu capacidad profesional es variada, y cualquier ocupación relacionada con las bellas artes, la palabra escrita, la educación, los medios de comunicación o la medicina sería un campo ideal para tu imaginación creativa en beneficio de ti misma y de los demás.
La persona que comparta tu vida quizá tenga que hacer un esfuerzo para mantenerse al nivel del ideal que tienes de ella y, también, para sujetarte firmemente al suelo y alejarte de las distracciones ilusorias. Te gustaría tener alguien a tu lado que se deleite explorando contigo el lado misterioso de la realidad y la vida, mirando más allá de la superficie de las cosas, porque tú sabes intuitivamente que la realidad externa no lo es todo.

Tu Sol en conjunción a tu Plutón


Te encuentras constantemente en estado de alerta o ebullición. Te resulta extremamente difícil actuar con moderación, ya que para ti siempre es una cuestión de «todo o nada». Tus acciones y reacciones son intensas, y, en muchas ocasiones, carecen de buen juicio y pueden ponerte en peligro a ti misma y a las personas que te rodean. Es importante, tanto por tu propio bien como por el bien de los demás, que hagas un esfuerzo consciente por tomarte las cosas con más calma y llegar a un estado emocional más equilibrado.
Tu presencia irradia una fuerza tan sobrecogedora que tiende a intimidar a los demás. No es tanto por lo que haces como por la impresión que das. No temes las confrontaciones, y, si hace falta, estás dispuesta a luchar hasta el final. No obstante, a pesar de tu poderoso sentido egocéntrico, eres sensible a las condiciones sociales de tu entorno, y te esfuerzas para mejorarlas y beneficiar a los menos privilegiados. Sin embargo, también en este terreno corres el riesgo de ir más allá de los límites razonables y saludables, ya que no descansas hasta que hayas cumplido con tus metas, que tienden a ser indebidamente altas. Debes aprender a utilizar tus energías de manera constructiva y conocer los mensajes de tu cuerpo. Relájate de vez en cuando. No es una pérdida de tiempo, sino una inversión en el futuro.

Tu Sol en cuadratura a tu Quirón


Con Quirón en aspecto con el Sol, es posible que le falte confianza a tu lado masculino, y te sea difícil embarcarte en empresas creativas para las que se necesite concentración, orientación hacia objetivos determinados y espíritu de organización. Es probable que vivas a la sombra de tu padre, tomando como modelo las imágenes y expectativas inconscientes que él tiene de las mujeres. A veces te preocupas por encontrar al «hombre adecuado», lo cual significa generalmente alguien por cuya mediación puedas vivir tu propio lado masculino, y de quien puedas adquirir tu sentimiento de identidad y propósito en la vida. Tal vez tus padres hayan sido un tanto infantiles y esperado de ti la confirmación de su propio valor, infligiéndote así la herida del aislamiento, y erradicando tu propia condición de ser única, aprendiendo desde muy temprano a sobrevivir complaciendo a los demás, reflejando sus aspiraciones y siendo únicamente lo que a los demás les place. Podrás adoptar entonces muchas máscaras protectoras, pero sintiéndote ajeno a ti mismo. Lo que se verá es tu falso «yo», mientras que el auténtico quizás esté escondido en algún rincón, sollozando.
Puedes volverte autoritaria, inflexible y despreciativa, y necesitar tener siempre la razón. Aunque esto puede ayudarte a luchar por aquello que quieres en la vida hasta alcanzarlo. Es una buena posición para trabajar con niños, facilitando su creatividad, o ayudar a otros a cultivar su individualidad hablando de sus proyectos y objetivos, con respeto, y guardando cierta distancia emocional..

La Luna - la actitud emocional


La Luna se mueve alrededor de la Tierra en una órbita elíptica a una distancia media de 380.000 km. Tiene un diámetro de 1.738 km., un cuarto de la Tierra, y es, por lo tanto, sólo un diminuto grano de polvo en el universo. Las múltiples caras de la Luna, constantemente en cambio, han fascinado al hombre desde siempre, y su ciclo de transformación ha sido fuente de innumerables leyendas, mitos y historias.

La Luna no tiene luz propia, sino que refleja los rayos del Sol. Mientras que el Sol simboliza el principio masculino, la Luna simboliza el principio femenino. El Sol "transmite" energía, y la Luna la absorbe y asimila para luego abastecerla. El ciclo lunar dura unos 28 días y medio coincidiendo con el ciclo femenino; también influye en las mareas, ya que el movimiento periódico y alternativo de ascenso y descenso de las aguas del mar se produce por la atracción del Sol y de la Luna.

En la mitología griega, las diosas de la Luna tienen caras muy distintas. Algunas son caprichosas, oscuras y crueles, mientras que otras son serenas, nutrientes y afectuosas. Se llaman Artemisa, Hécate y Selene. Incluso a la virgen María se le pintó sobre una luna creciente.

Las diferentes fases de la Luna son significativas para la interpretación astrológica. Las personas nacidas en el período de la Luna Nueva poseen una alta capacidad de concentración, ya que las energías se dirigen hacia el interior, pero también son particularmente subjetivas y emotivas.

La Luna Llena indica justo lo contrario: es un tiempo de crecimiento y de extraversión; sus nativos destacan por su objetividad y conciencia clara.

En el horóscopo, la Luna, relacionada con el signo Cáncer, representa la subconsciencia, los sentimientos, la fertilidad, la energía creativa, el hogar, la madre y la receptividad a los estados de ánimo de otras personas.


Tu Luna en Capricornio


Capricornio, relacionado como signo con el elemento tierra, destaca por su integridad y seriedad y sus ambiciones destinadas a metas prácticas. Los signos de tierra confían en lo que pueden apreciar con sus sentidos físicos y aspiran a resultados concretos y útiles. Son determinados, disciplinados y fiables, y saben cómo funciona el mundo material.

Con la Luna en Capricornio, reaccionas con autocontrol y determinación, aunque a veces un tanto automático y con severa negatividad. Tu carácter ambicioso te puede llevar a manipular el mundo y a otra gente con el fin de sentir seguridad y lograr tus objetivos, tendencia que deberías intentar contrarrestar.
El tuyo es un ambiente de lo más práctico, y te sientes cómoda en el rol de la proveedora y protectora. Sagaz y tradicional, disfrutas del éxito y de lo exitoso. No te sueles dejar conmover por lágrimas ni sentimientos, y tu necesidad de ejercer control y autoridad puede limitar tu capacidad de ofrecer intimidad y nutrición emocional.
Intenta ablandar la rigidez de tus hábitos y responder a las necesidades de los demás con más ternura y comprensión.

Tu Luna en la Sexta Casa

La casa donde se encuentra la Luna es la esfera de nuestra experiencia donde buscamos sobre todo la seguridad emocional. Es donde nos resulta más fácil sentirnos cómodos y donde nos refugiamos cuando necesitamos un descanso de la lucha diaria por la existencia. Representa el ámbito de nuestra vida donde nos encontramos con circunstancias fluctuantes y atravesamos fases que dependen de nuestros estados de ánimo cambiantes.
La Sexta Casa corresponde a nuestra facultad y forma de utilizar nuestros recursos y cualidades según las necesidades que se presenten en la vida. Aquí vemos nuestra actitud hacia el trabajo y el modo de cómo organizamos nuestra existencia.

Con la Luna en la Sexta Casa, tu salud física, lo mismo que tu capacidad de hacer frente a las contingencias de todos los días, variarán de acuerdo con tus estados de ánimo. Deberías prestar atención especial a tu dieta, ya que al iniciarse un período de dificultades emocionales pueden presentarse problemas con la comida o con el exceso de alcohol. El cuerpo tiene su propia sabiduría instintiva, que eres capaz de aprender a reconocer y respetar sin demasiado esfuerzo. Si te tomas el tiempo de observar lo que registra tu cuerpo cuando entras en una habitación o cuando te presentan a alguien, te darás cuenta de lo mucho que es posible intuir mediante las sensaciones corporales.
Experimentas la necesidad de sentirte emocionalmente comprometida con tu trabajo. Por lo común, un trabajo que te permita la interacción con otras personas es mejor para ti que trabajar en un aislamiento excesivo, aunque, en ocasiones, te encuentras complicada con la vida personal de tus compañeros, algo que no necesariamente te desagrada, ya que te gusta satisfacer las necesidades prácticas y emocionales de otras personas. De modo que te adaptarías bien a cualquier empleo en que puedas desempeñar un rol «materno».

Tu Luna en cuadratura a tu Neptuno


Te es difícil separar los hechos de la ficción, porque tu imaginación tiende a causar confusión cuando tienes que enfrentarte a la realidad, y a menudo ajustas la realidad a lo que es emocionalmente tolerable para ti. Y cuando eso no es posible, podrías crear artificialmente un entorno donde refugiarte. Tiendes a rechazar tus responsabilidades, porque te sientes perseguida por ellas. Tu reacción negativa a un comportamiento que sea socialmente aceptable puede hacer que tu vasto potencial creativo se desintegre y se desperdicie. Si aprendes a utilizarlo, podrías emplear tu extrema sensibilidad para desarrollar actividades destinadas a aliviar condiciones sociales problemáticas. Nadie necesita estudiar la naturaleza humana más que tú, y para ello una buena educación es imprescindible.
La condiciones de tu infancia no te han preparado para aceptar los retos del duro mundo de la competición. El miedo a lo desconocido es lo que más impide tu éxito. Lo mejor para ti es ocuparte en actividades profesionales, donde tus decisiones deben ser aprobadas por otra persona.
Mucho cuidado con las alianzas sospechosas. Si tienes dudas acerca de una alianza, recházala de inmediato. Eres vulnerable a ser traicionada por parte de los llamados compañeros, que no dudarán en cargar sus resultados negativos sobre ti. Sé realista en tus ambiciones, e intenta lograr metas que estén a tu alcance en un futuro próximo.
En tus relaciones personales, una de las principales causas de conflictos es tu tendencia a dejar crecer los malos entendidos. Haz un esfuerzo para establecer una comunicación abierta y sincera, aunque cueste al principio dar este paso. La experiencia te demostrará que merece la pena.

Tu Luna en sextil a tu Quirón


Es probable que seas más consciente de las necesidades emocionales de los demás que de las tuyas propias; instintivamente, sabes dar a los otros lo que necesitan para estar cómodos, pero te sientes resentida si te detienes a preguntarte quién se ocupa de ti, esto puede convertirte en una manipuladora de los demás, intentando conseguir la atención que no eres capaz de pedir directamente.
La relación con tu madre suele ser fuente de profundas heridas. Puede ser que ella rechazara su maternidad y prefiriese hacer otra cosa; tal vez te sentiste rechazada o abandonada en algún momento crítico. En consecuencia, es probable que hayas asumido desde muy temprano en la vida una función maternal, antes de haber recibido los necesarios cuidados.
Con este emplazamiento sucede a veces que tus instintos maternales pueden estar heridos hasta tal punto que seas incapaz de tener hijos o no quieras tenerlos. Entonces, parte de tu proceso de individuación puede ser un duelo consciente por esta herida y un intento de desagraviar a tus instintos, para no verte poseída por tu cólera al no haber sido físicamente satisfechos. En vez de recluirte, puedes optar por abrirte a una relación profunda con el mundo interior de las imágenes, el lado no racional y lunar de la conciencia que es un don de este emplazamiento.

Mercurio - la expresión mental


El planeta Mercurio tarda 88 días para completar su órbita alrededor del Sol. Se halla de él a una distancia media de 58 millones de kilómetros, y, con un diámetro de 2.400 km, es un 40% más pequeño que la Tierra. Debido a que nunca se aleja más de 28 grados del Sol, solamente puede formar en la carta astral una conjunción o un semisextil con el luminar mayor.

En la mitología romana Mercurio (Hermes para los griegos) es el mensajero de los dioses facilitando la comunicación con lo espiritual. También es el ágil y astuto dios de los comerciantes, gracias a su habilidad en hablar y negociar, y de los ladrones, ya que le divierte engañar a los demás.

En la astrología, Mercurio representa nuestra capacidad de comunicación y razonamiento, el intelecto analítico, el sentido comercial, el pensamiento práctico y la astucia. Como estrella matinal está relacionado con el signo Géminis, y como estrella del anochecer con el signo Virgo.

Tu Mercurio en Cáncer

Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su psique.

Con Mercurio en Cáncer, eres altamente sensible y receptiva, y dispones de una buena memoria que te facilita aprender y retener datos sin mayores esfuerzos. Para ti los sentimientos también son pensamientos, lo cual implica que no siempre sabes separarlos. Por consiguiente, a veces la realidad se deforma debido a tu interpretación emocional. También te comunicas a través de tus emociones e instintos. Tu lógica tiende a ser subjetiva en vez de objetiva, porque prefieres dejarte guiar por tu intuición y tus instintos en vez de contemplaciones puramente intelectuales. Aprende a separar tus sentimientos de los hechos para no llegar a conclusiones equivocadas.
No es siempre fácil saber lo que realmente piensas, ya que eres bastante reservada al respecto. Existe en ti el miedo de que la revelación de tus pensamientos te haga vulnerable, ya que te resulta muy difícil soportar las críticas. Consuélate con el hecho que nadie es perfecto y que la crítica constructiva es un importante paso en dirección hacia el éxito.
La poesía, la música y las artes te atraen, y también la psicología y todo lo relacionado con la psique humana. Lo que puede interferir con tu objetividad y una visión clara de las cosas, son prejuicios y temores subconscientes que arrastras de experiencias pasadas.

Tu Mercurio en la Duodécima Casa

La casa donde se encuentra Mercurio en la carta natal indica la esfera de nuestra vida donde queremos experimentar una comunicación real y significativa. Es el área dónde nos resulta fácil adaptarnos a las circunstancias y mostrar nuestra versatilidad.
También indica dónde somos vulnerables a la superficialidad y a la inconstancia.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la inspiración mística.

Mercurio en la casa Doce intenta construir un puente entre los aspectos conscientes y los inconscientes, integrando en la percepción consciente lo que opera desde las profundidades ocultas de la psique. Hacerlo así requiere un doble proceso. Primero, debes aventurarte en los ámbitos imaginarios del inconsciente, pero si no te decides a dar ese primer paso, no importa: tarde o temprano lo que está allí abajo ascenderá a tu encuentro. En segundo lugar, una vez en ese reino, debes mirar a tu alrededor, tomar notas y después volver a subir. Si te quedas allí abajo atascada, porque has olvidado regresar o eres incapaz de hacerlo, entonces habrás de recurrir a otra persona que te rescate.
¿Qué significa todo esto? Los que tienen a Mercurio en la Duodécima Casa necesitan –mediante la introspección, el examen de conciencia, la psicoterapia, la buena literatura o el trabajo de los sueños– explorar el inconsciente para descubrir qué es lo que los moviliza. Según cuáles sean los aspectos de Mercurio, algo de lo que esté allí almacenado será útil y productivo, de manera que bien valdrá la pena llevarlo a la superficie. Sin embargo, hay otros materiales que quizá necesiten ser tamizados y seleccionados; especialmente las impresiones aprendidas y los recuerdos del pasado que, grabados conscientemente o no, deforman y oscurecen la forma en que se interpreta la información recibida en el presente.
Con el fin de ver más claramente lo que tienes delante, tendrás que hacer una limpieza de algunos de los desechos aparecidos en el transcurso de tu vida, que pueden estar obstaculizando tu percepción inmediata.

Tu Mercurio en trígono a tu Júpiter


Tu capacidad mental es extraordinaria, marcada por una sed insaciable de adquirir conocimiento y aplicarlo de una manera práctica y, si es posible, beneficiosa para los demás.
Te fascinan las tareas en las que puedes utilizar tus facultades intelectuales, y casi siempre encuentras soluciones, incluso a los problemas más difíciles. Tu facilidad de habla y tu sentido de la justicia indican que una profesión relacionada con la palabra escrita o el derecho puede ser muy adecuada.
Siempre en búsqueda de nuevos horizontes, los viajes serán una valiosa fuente de experiencias para ti. Así podrás contrastar diferentes culturas y llegar a una visión más amplia del mundo.

Tu Mercurio en conjunción a tu Ascendente


Mercurio cerca del Ascendente es indicio de una intensa preocupación por la propia imagen. Probablemente empieces tus conversaciones con «yo» más veces que la mayoría de las personas, y también la palabra «mi» es un componente regular y frecuente en tus diálogos.
Te sientes orgullosa de tus facultades intelectuales y del hecho de que te resulta fácil aprender, y tiendes a despreciar a aquellos que tienen que esforzarse más. Eres mentalmente impulsiva, y rara vez das a los otros la oportunidad de responder a tus preguntas. En un grupo puedes dominar la situación poniendo preguntas a las cuales respondes tú misma o exponiendo un problema que resuelves inmediatamente.
No tienes miedo a levantar la voz cuando sabes que tienes razón, pero el problema es que no siempre tienes razón. Cultiva algo más de humildad; te puede ser de gran ayuda.

Tu Mercurio en trígono a tu Medio cielo


Probablemente tuviste una buena relación tanto con tu madre como con tu padre, la cual te ha proporcionado un buen fundamento para el desarrollo de tu personalidad.
Así pues, tienes el don de compaginar bien tus obligaciones profesionales y hogareñas. Gracias a tu talento para la comunicación te resulta fácil establecer contactos con otras personas y expresar tu potencial de ideas de forma creativa.

Venus - la forma de amar

El planeta Venus necesita aproximadamente 224 días para dar la vuelta al Sol, y, con sus 12.100 kilómetros de diámetro tiene casi el mismo tamaño que la Tierra. Venus es el planeta más brillante y es fácilmente visible sin la ayuda de un telescopio. Como Mercurio, es la estrella matinal y del anochecer, y no se aleja del Sol más que 48 grados. Por lo tanto, los únicos aspectos solares con Venus pueden ser la conjunción, el semisextil y la semicuadratura.

La belleza resplandeciente de este cuerpo celeste hizo que Venus fuese adorada como la diosa de la belleza y del amor. Pero su encanto no solamente produjo armonía, sino que fue causa de la guerra de Troya.

En la astrología, Venus representa todo lo bello y deseable. Su posición en la carta astral nos revela algo sobre nuestra necesidad de armonía, nuestra vida amorosa y nuestra capacidad de devoción. También las bellas artes y el canto, así como nuestro sentido de la estética, se relacionan con Venus, que representa el poder del hombre de dar, gracias a sus sentimientos, un valor y un sentido esencial a sus experiencias.

Como estrella matinal, Venus pertenece al signo de Tauro, mientras que rige al signo Libra como la estrella del anochecer.

Tu Venus en Cáncer


Cáncer es un signo de agua y se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos. El elemento agua representa el mundo de las emociones insondables, desde pasiones compulsivas y temores irracionales hasta sentimientos de compasión y amor universales. Destaca por su intuición y sabe que tiene que protegerse de influencias ajenas para poder tener acceso a las dimensiones más profundas de su psique.

Con Venus en Cáncer, expresas tu afecto de forma sensible, protectora y tenaz, pero tu timidez y humor cambiante pueden inhibir un sentimiento de estar realmente cerca de otra persona. Sin embargo, a la vez anhelas la intimidad con otros y sentirte querida y protegida, y tienes la capacidad de dar mucho cariño y protección a las personas que te importan. Para ti la vida hogareña es fundamental: matrimonio, niños, animales, jardín –todo lo relacionado con la familia y la casa–. Cuidas a tus seres queridos con todo tipo de atenciones, pero tiendes a ser demasiado apegada, y tal vez no les dejes suficiente espacio para su propio desarrollo.
A veces padeces de inestabilidad, la cual puede estar relacionada con las fases de la Luna. Antes de aventurarte en una relación seria, debes esforzarte por convertirte en una persona autosuficiente, porque tiendes a hacerte demasiado dependiente, e incluso a dejarte manipular. Evitas las confrontaciones, aunque ése no es necesariamente siempre el mejor camino para resolver un problema. No te hagas más débil de lo que eres, descubre tu profunda capacidad de amar, y regálala a tu prójimo.

Tu Venus en la Primera Casa

En la casa ocupada por Venus buscamos lo que nos proporciona placer y felicidad; allí esperamos encontrar paz y equilibrio interno. Es donde podemos desarrollar una mayor apreciación de otros y, a la vez, sentirnos apreciados y valorados por ellos. Es allí donde exhibimos algo de nuestro mejor gusto y estilo. Además, el emplazamiento de Venus puede señalar en qué campo de la vida sentimos rivalidad o envidia hacia los que quizá estén mejor dotados que nosotros. Es también allí donde nos valdremos de la seducción, de una engañosa dulzura y de parecidos artilugios para asegurarnos nuestros objetivos.
La Primera Casa contiene el Ascendente y es, por lo tanto, el área más personal del mapa astral. La condición de esta casa indica la naturaleza de nuestra personalidad, nuestro temperamento y el grado de confianza que tenemos en nosotros mismos.

Venus en esta casa indica una natural necesidad de relacionarse con otros mediante la sensibilidad, el refinamiento y la buena voluntad. Pero, aunque parece que te encuentres a ti misma siendo armoniosa y complaciente, existe el peligro de que, al tratar de serlo todo para todos, termines perdiéndote a ti misma. De hecho, el sentimiento del propio valor y una cierta autoestima son importantísimos para tener una visión más clara de las otras personas y poder amarlas. Si aprecias tu propio valor como ser individual, sin volverte engreída o vanidosa, te resultará más fácil apreciar el valor de otras personas. De lo contrario, puede manifestarse la tendencia a manipular a la gente para conseguir el reconocimiento, es decir, como la proverbial coqueta, que se empeña en conseguir tantos halagos y atenciones como le sea posible, porque así demuestra su mérito y su valor.
En la Primera Casa, necesitamos que nuestra presencia sea reconocida. Si Venus está bien aspectada, indica una educación armoniosa en la infancia, que te dotará de un sentimiento positivo de ti misma y de una visión optimista de la vida.

Tu Venus en cuadratura a tu Quirón


Con este aspecto, puedes tener el don de ver la belleza allí donde los demás no la perciben, y de encontrar valor en lo que otros desdeñan por feo e insignificante. Uno de los mayores intereses en tu vida es ir en busca de algo o alguien de gran belleza y valor; o quizá tras la riqueza, el encanto personal o un romance duradero. Con este emplazamiento, es frecuente que te encuentres con personas que te den la impresión de ser conocidas; tal vez sientas que las has conocido en otra vida, y hasta es posible que tengas alguna idea de cómo sucedió.
Debes aprender a defender tus propios valores, o acabarás adaptándote siempre a los demás. Aunque estés ávida de armonía en tus relaciones, es probable que para los demás resultes opresiva, y si no desarrollas conciencia del efecto que tienes sobre ellos, mal podrás manejar tus repercusiones. Siempre romántica, sufrirás aislamientos y decepciones cuando la vida real no alcance la altura de tus ideales. Tal vez te sientas traicionada por amigas o amantes, cuando en realidad es tu propio idealismo lo que los traiciona.
Las relaciones te van a dar la lección más importante de tu vida; debido a que sueles tener dificultades con el lado más oculto de tus relaciones, con sus aspectos de competitividad sexual, manipulación emocional y luchas veladas por el poder.
Reconocer tu propia competitividad sexual y tu deseo de ocupar el centro del escenario puede ser difícil pero es importante. Una madre que no tome conciencia de su propia envidia puede enfermar mental o físicamente en la época en que su hija se aproxime al umbral de la pubertad; pudiendo asumir el papel de la injustamente maltratada.
Siendo hábil para salirte con la tuya; sabes cómo manipular los sentimientos ajenos e incluso cómo hacer que los demás se peleen; puedes ser muy controladora, y te las arreglas para controlar una relación mediante el recurso de negarte sutilmente a cualquier compromiso.
Puedes ser un tanto vanidosa y vivir obsesionada por tu apariencia física: tu amante, tu pareja o tus amigos íntimos jamás pueden verte desarreglada, y cualquier signo de vejez te derrumbará totalmente.
En general, tienes estilo y gusto para vestir, ojo para la belleza, y te gusta dejarte ver en los mejores sitios. Tu lado artístico puede estar bien desarrollado, y por eso estás bien dotada para la creatividad artística.


Tu Venus en conjunción a tu Ascendente
3 ŠÂÆÌÂÁÍÅÉÍÍ S‹ @ = ŠÁÉÌÀÆÍÂÂÍÍ S‹

Venus cerca del Ascendente suele ser indicio de un gran atractivo personal, ya sea físico o de carácter congenial, o ambos, con lo cual te ganas fácilmente la admiración y aprobación de todo el mundo.
Eso es exactamente lo que buscas, porque sobre todo quieres ser aceptada. No te resulta difícil hacer cualquier compromiso necesario para lograr tus objetivos, pero no siempre tendrás éxito en convencer a los demás de que estás solamente jugando el papel de manipuladora. Sea cual sea la imagen que presentes al mundo exterior, debajo de la fachada se esconde una máquina calculadora con la cual apuntas todas las ventajas y desventajas de cada compañía o amistad, de cada contacto y acontecimiento social.
Por lo general, tu manera de ser es agradable y refinada, pero cuando no puedes obtener lo que quieres, te puedes volver extremamente agresiva y exigente. Aprende a suavizar tu tendencia a centrarte demasiado en ti misma, y tómate tiempo para desarrollar los talentos más sustanciales que te harán merecedora de los regalos que esperas.

Tu Venus en trígono a tu Medio cielo


Tu trato personal se destaca por su encanto y por tu habilidad diplomática, lo cual puede ser de gran ayuda para progresar en tu ámbito profesional, así como en tu hogar. Sin embargo, ten cuidado en no utilizar tu atractivo físico para seducir a un superior y así ganar su apoyo, las consecuencias pueden ser ciertamente negativas.
Venus tiene que ver con las cosas bellas de la vida, y es posible que tu carrera esté relacionada con el mundo del arte o de la música, la venta de objetos de arte o la decoración, la gastronomía, etc.

Marte - la voluntad de autoafirmación


La órbita de Marte alrededor del Sol tarda cerca de 687 días para completarse. Este planeta, con un diámetro de casi 6.800 kilómetros, mide la mitad de la Tierra y es conocido por su color rojo, relacionado desde siempre con el fuego y la sangre.

Por consiguiente, Marte es el dios de la guerra en la mitología romana, famoso por su valor y su ánimo, que mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a afrontar los peligros. Pero Marte en sí no es ni negativo ni positivo; simboliza nuestra energía que tiende a buscar la exteriorización, la expresión física (y psíquica) de nuestros deseos.

Marte representa la fuerza iniciadora, el coraje, el entusiasmo, la ira y, también, el deseo sexual. Tiene una afinidad natural con el signo Aries y,  junto con Plutón, con Escorpio.

Tu Marte en Géminis


El signo Géminis está gobernado por el planeta Mercurio y pertenece al elemento aire. Los signos de aire viven en el mundo abstracto de las ideas y de los pensamientos, los cuales son para ellos tan reales como cualquier objeto físico. Sienten la necesidad de desprenderse de la experiencia directa y contemplar, evaluar y comprender su entorno por medio de sus facultades racionales para luego comunicar sus conclusiones a otros.

Con Marte en Géminis, afirmas tu presencia mediante el arte de la comunicación. Posiblemente, te haces notar por una voz más alta que los demás y cierta incapacidad para escuchar con paciencia, sin interrumpir la conversación. Existen pocos temas que no te interesen, y no huyes de la confrontación; al contrario, un tema polémico es para ti como un caramelo mental, y habrá pocas personas que puedan superarte en una discusión. Sin embargo, debes tener cuidado y estar verdaderamente abierta a nuevas ideas, considerando con respeto los argumentos de tus adversarios, y no emplear métodos tramposos como el sarcasmo o la burla. Es probable que a menudo digas cosas que lamentes más tarde, pero llega un punto donde las disculpas ya no sirven de nada. Así pues, sería mejor que controlases tu lengua de vez en cuando.
Sientes una necesidad interior de comunicación de todo tipo, pero tiendes a disipar tus esfuerzos abarcando demasiado a la vez. Muchas veces estás en todas partes, siempre intentando conseguir una conexión más. Tu energía mental es notable, y hablar y escribir son dones naturales para ti. Sientes la necesidad de mucha variedad, de un cambio de marcha o rumbo, lo cual te hace difícil enfocar tus deseos. Frecuentemente, no estás segura de lo que quieres y te dejas desviar por situaciones y estímulos momentáneos.

Tu Marte en la Duodécima Casa

La casa donde Marte está emplazado indica aquella esfera de la vida que es crucial para mantener nuestra energía física y salud. Por otro lado, la posición de Marte muestra también dónde es necesario que enfrentemos la vida, que corramos riesgos, que nos atrevamos a afirmar nuestra presencia, libertad e independencia.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la inspiración mística.

El emplazamiento de tu Marte en la Casa Doce sugiere que la entrega y el sacrificio personal te proporcionan un alto grado de motivación. El objetivo aquí deseado es la disolución y la trascendencia de los límites y fronteras de la vida. Comprendes los problemas de los demás como si fueran los tuyos, y te sientes inspirada a hacer todo lo posible para ayudarles y encontrar soluciones. Por consiguiente, la psicología en todas sus acepciones es un impulso motivador en tu vida.
Por otro lado, aquí la agresión natural de Marte puede disfrazarse de vaga y pasiva insatisfacción con la vida, es decir, nada te viene bien, pero tampoco puedes decir exactamente qué es lo que está mal. Para lograr un mayor comprensión de tus propias motivaciones y deseos te conviene investigar e interpretar activamente el significado de tus sueños.

Tu Marte en conjunción a tu Urano


Esta es una combinación explosiva, ya que la impulsiva energía marciana se fusiona con la imprevisible energía uraniana.
Quieres sentirte libre para hacer lo que te dé la gana, sin restricciones ni límites. Juegas según tus propias reglas, y difícilmente te someterás a las normas de otro. Aunque ese tipo de conducta es indudablemente problemático, tiene su lado positivo: donde estás tú, no existe el aburrimiento. Siempre estás buscando algo excitante, y si no lo encuentras, lo creas tú misma.
Eres muy atrevida, y prácticamente no conoces la palabra «miedo», lo cual implica ciertos riesgos. Antes de emprender una aventura o una actividad peligrosa, debes asegurarte haber comprendido las medidas de seguridad necesarias; de lo contrario, los resultados podrían ser trágicos.
En lo referente a tu vida íntima, te resulta difícil entablar una relación equilibrada que respete los sentimientos y las necesidades de la otra persona. Eres una amante posesiva que persigue, sobre todo, su propia satisfacción. Si anhelas de verdad una relación madura y duradera, tienes que ir más allá de tu ego y aprender a ponerte en el lugar de tu pareja para encontrarla a un mismo nivel.

Tu Marte en cuadratura a tu Medio cielo


Hay un conflicto entre tus ambiciones profesionales y tus responsabilidades familiares. Tienes que aprender a dedicar a cada obligación el tiempo correspondiente y no sobrevalorar uno de las dos.
Eres una mujer competitiva, aunque a veces demasiado impulsiva en lo referente a la realización de las metas que te has fijado.

Júpiter - el guía hacia un conocimiento superior


Júpiter necesita para completar su órbita alrededor del Sol casi 12 años y es el más grande de los planetas conocidos. Comparado con este gigante, cuyo diámetro mide casi 143.000 kilómetros, nuestra Tierra es un globo diminuto.

Su tamaño y resplandor se reflejan en la mitología, donde Júpiter es el rey de los cielos, el padre de los dioses y de los hombres. Por lo general, Júpiter (Zéus para los griegos) es benéfico, pero también tiene cierta tendencia al orgullo, y es notorio por sus numerosas aventuras amorosas, para pesar de su esposa Hera.

En la astrología, Júpiter representa la expansión en todos los planos, especialmente por medio de la búsqueda del conocimiento superior, la filosofía, la religión y la ética. Su posición en la carta astral muestra cómo podemos expandir nuestro horizonte de la mejor manera. Júpiter promete fortuna y crecimiento, aunque hay que vigilar la inclinación hacia los excesos, el dogma y la arrogancia. Se aviene con el signo Sagitario y,  junto a Neptuno, con Piscis.

Tu Júpiter en Escorpio


Escorpio, un signo de agua regido por los planetas Marte y Plutón, aunque un signo fijo, dispone de una sorprendente abundancia de energía que puede manifestarse súbitamente. Como signo de agua, se comunica con su entorno principalmente por medio de sus sentimientos.

Con Júpiter en Escorpio, buscas el crecimiento y el mejoramiento por medio de la sublimación de tus deseos y compulsiones inferiores. Te fascinan los secretos de la vida, y con intensidad buscas respuestas a las preguntas esenciales de la existencia, especialmente a las que se refieren al sexo y a la muerte.
Posees la habilidad de juzgar astutamente a los demás y a las diferentes situaciones en las que se ven envueltos, y sabes emplear tus recursos de la forma más eficiente, pero la expansión optimista y el desarrollo de tu fe pueden verse obstaculizados por temores indebidos, la tendencia al secreto y la incapacidad de abrirte emocionalmente.

Tu Júpiter en la Quinta Casa

La casa que contiene a Júpiter es una esfera adonde nos dirigimos para renovar nuestra fe en la vida, nuestra confianza y esperanza en el futuro. Es ahí donde nos sentimos protegidos, ya nos ofrece la creencia en algo más grande, la esperanza de algo mejor y el sentimiento de que la vida no es una mera secuencia de acontecimientos aleatorios, sino que tiene un significado y un propósito. En la casa de Júpiter nos resulta fácil comprender de la manera más natural nuestra capacidad de crecimiento y mejoramiento.
La Quinta Casa es la casa del Sol y simboliza, por lo tanto, nuestra aspiración de expresar las cualidades únicas de nuestra personalidad en todo su resplandor y plenitud. Aquí se manifiesta nuestro placer de experimentar y nuestra fuerza creativa. También muestra la relación que tenemos con los niños, así como el niño que se esconde en nosotros mismos.

En la Quinta Casa, Júpiter procura que la expresión creativa sea con gala y lujo. Es poco probable que un cuadrado de arena sea lo bastante grande (mejor sería la playa), pero, de todos modos, tus castillos deben ser más grandes y más bonitos que los de la niña de al lado. No es que te niegues a cooperar en empresas comunes con tus compañeras de juego, pero siempre intentas que quien lleve la voz cantante seas tú misma. Después de todo, tu visión es realmente la más interesante, e incluso si una amiga te sugiere una o dos ideas, las ampliarás y completarás hasta apropiártelas por completo.
Por otro lado, este emplazamiento de Júpiter indica un carácter religioso y caritativo, también un buen contacto con los jóvenes, que crecen con una visión filosófica o espiritual, o con un fuerte deseo de ensanchar sus horizontes gracias a viajes y aventuras.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Saturno


Tienes dificultades a la hora de juzgarte a ti misma y valorarte adecuadamente en comparación con los demás. Es probable que la influencia de tus padres te lleve a creer que eres menos competente que otros y que tienes que someterte a aquellos que poseen «obviamente» más talento. Ahora, tu conducta indica cierta falta de valor para persistir cuando se te presentan reveses. Deja de mirar siempre hacia los logros de los demás e intenta llegar a tus propias metas. La verdad es que no te faltan las cualidades, sino solamente confianza en ti misma.
No te sirve de nada buscar excusas; debes comprender que únicamente el esfuerzo dará resultados. Si fijas tus objetivos dentro de tus posibilidades, puedes conseguir mucho más de lo que te imaginas. La fe es tu aliada más poderosa cuando parece fallar todo, y  te sostendrá en los tiempos más difíciles.

Tu Júpiter en cuadratura a tu Plutón


El aspecto tenso entre estos planetas inclina a la rebelión contra los códigos éticos existentes, ya que produce un fuerte impulso a vivir cada momento con toda intensidad, rompiendo barreras y tabúes. Un problema adicional es tu actitud de esperar mucho a cambio de poco o nada, una postura que es el camino seguro hacia frecuentes conflictos con otras personas.
Tienes la tendencia a encerrarte en ti misma hasta el punto en que nadie y nada puedan alcanzarte o afectarte. Como consecuencia, vives casi siempre bajo tensión, y ciertos hechos te hacen estallar. Mientras que es difícil para ti el acercamiento a tus áreas sensibles, es de suma importancia que seas capaz de conseguirlo. Cualquier tipo de terapia sería de gran ayuda. Hasta que no reconozcas tus debilidades y fallos, puedes estar segura de que te sentirás profundamente insatisfecha con tus metas. Aunque te resulte difícil aprender de tus experiencias, es algo imprescindible, porque hasta que lo hagas, tus esperanzas para el futuro serán nada más que sueños vacíos.

Tu Júpiter en trígono a tu Ascendente


Tiendes a rebozar tu entorno con un enorme entusiasmo y optimismo, porque crees en el futuro y estás convencida de que tus planes se convertirán pronto en éxitos tangibles. Sin embargo, tiendes a olvidar que rara vez se consigue algo sin duro esfuerzo, lo cual significa que los éxitos pueden hacerse esperar más de lo previsto. Debes aprender a establecer tus prioridades para evitar el desperdicio de valiosas energías con empresas poco productivas.

Tu Júpiter en trígono a tu Medio cielo


Existe un buen equilibrio entre tus aspiraciones profesionales y tu sentido de responsabilidad familiar. Tienes un don especial para aprovechar las oportunidades que se presentan en tu trabajo, y sabes tomar las decisiones adecuadas. Eres conocida como una mujer que tiene mucha suerte, ya que las cosas casi siempre te salen bien.

Saturno - la necesidad de responsabilidad


El planeta Saturno, con un diámetro de 120.000 km, sigue su órbita alrededor del Sol a una distancia de 1.427 millones de kilómetros, tardando unos 29 años para dar una vuelta completa.

La mitología griega cuenta que Cronos (Saturno) primero castró a su padre Urano y luego devoró a sus propios hijos para evitar que pudiesen sustituirle en el gobierno del mundo. Se le representaba como un viejo, con una hoz en la mano, y a veces llevando un reloj de arena, simbolizando el paso del tiempo, «el Padre Tiempo que todo lo engulle».

Por lo tanto, en la astrología Saturno es considerado el planeta del tiempo y del karma. El karma es la ley de causa y efecto, y se entiende que Saturno se encarga de enfrentarnos con las consecuencias de nuestros actos. Eso se presenta especialmente a los 29 años, cuando Saturno regresa por tránsito a su posición original, formando una conjunción con el Saturno natal. Es un tiempo de reflexión, cuando miramos atrás y valoramos lo que hemos hecho hasta ese momento para corregir los errores y seguir hacia delante con mayor madurez.

Saturno simboliza el pasado, la tradición, el padre, la autoridad o cualquier principio restrictivo y formador. La posición de este planeta en la carta astral indica la esfera donde tenemos que solucionar viejos problemas y superar inhibiciones y temores que provienen del pasado, incluso vidas pasadas.

Por el lado positivo, Saturno representa cualidades como el sentido de la responsabilidad, la constancia, el trabajo y la determinación. Representa el desarrollo del valor personal. Otorga la conciencia de que la compensación es un resultado directo de un esfuerzo personal y una actitud responsable. Saturno es la sabiduría que resulta de una aplicación meditada del conocimiento. Su afinidad natural es con el signo Capricornio, aunque, junto con Urano, rige también Acuario.

Tu Saturno en Leo


Leo es un elemento de fuego y destaca, por lo tanto, por su asombroso potencial de energía, su inmenso afán de acción y renovación, y su espíritu entusiasta y honesto. El elemento de fuego es radiante, ardiente y expresivo, dedicándose principalmente al descubrimiento y cumplimiento de posibilidades futuras, y nos otorga la energía que necesitamos para llevar a cabo nuestros deberes diarios.

Saturno, un planeta frío que representa la restricción e introversión, no se siente del todo cómodo en un signo tan cálido y extrovertido como es Leo. Por consiguiente, es probable que sientas una falta de confianza en tu propio valor, lo cual puede impedir que hagas lo que te dicta tu corazón y que te expreses libremente. Tiendes a esconder tus sentimientos. En este caso, el reto es obvio: aprender a expresar tus sentimientos y abrirte a otras personas sin sentir el temor de que te defrauden. Déjate llevar y aprende a ser el centro de atención de vez en cuando. Déjate amar.
Por otro lado –dependiente de otros factores de tu horóscopo–, tus dificultades de autoexpresión pueden ser justo lo contrario. Entonces, tendrás tanta ansia de ser el centro de atención que te costará soportar el protagonismo de otros. Tendrás la necesidad de controlarlo todo y a todos y siempre tener la última palabra. Sin embargo, cuando algo va mal, tú eres la última en aceptar la responsabilidad, porque te resulta muy difícil aceptar tus propias limitaciones o debilidades. Si ése es tu caso, el reto consiste en mirarte a ti misma con más realismo y ablandar tu actitud rígida e intransigente.
De todos modos, con Saturno en Leo, deberías intentar establecer y preservar tu yo por medio de actividades creativas, la expresión artística y una vida afectiva disciplinada y leal. Para sentir la seguridad que anhelas, te conviene enfocar tu individualidad hacia logros tangibles. Te sentirás feliz si puedes cumplir con tus responsabilidades de una forma creativa.

Tu Saturno en la Segunda Casa

La casa donde tenemos a Saturno es el sector de nuestra vida que ofrece estabilidad y estructura, pero sólo a cambio de esfuerzo, sacrificio y el cumplimiento de responsabilidades.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos, sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos rodean.

Con Saturno en la Segunda Casa, la inseguridad y los sentimientos de inadecuación se dan en la esfera del dinero, las posesiones, los valores y los recursos. Sientes una imperiosa necesidad de triunfar en solitario, y aun cuando recibas dinero por matrimonio o herencia, seguirás obteniendo mayor satisfacción de lo que tú misma ganes. No obstante, podrías acumular una cantidad enorme de dinero y de posesiones, sin por eso dejar de sentirte angustiada y amenazada en tu seguridad. En un nivel más profundo, es posible que no te sientas segura de tu propio valor innato, o que te falte confianza en tu capacidad de enfrentarte de manera efectiva con el mundo material.
Por otro lado, los recursos internos de Saturno en esta casa se definen por un planeamiento cauteloso, por el tacto, la perseverancia y la paciencia. Allí donde está Saturno en la carta es donde tenemos el potencial necesario para convertir las dificultades en ventajas. Al enfrentar los retos del mundo material, y descubrir así tu propia valía, sientes el acicate que te impulsa a mayores logros y a una apreciación más profunda de la vida en general.

Tu Saturno en sextil a tu Neptuno


Tienes un gran sentido de la responsabilidad, un notable sentido común y la capacidad de ejecutar escrupulosamente arduos trabajos que requieren sacrificios personales, a menudo en beneficio de personas desamparadas.
Tu motivación es un poderoso impulso espiritual para efectuar cambios positivos en las condiciones negativas que observas en la sociedad. Posees un alto estándar moral y ético, y tu comprensión de las situaciones difíciles, que vive la gente menos afortunada, te empuja a encontrar remedios tangibles. Cuando alguien necesita tu ayuda, puede contar contigo. Dispones de muchos recursos para mejorar tu medio ambiente, pero depende de tí utilizarlos eficientemente.
También tienes facultades para tener éxito como escritora, ya que tu inspiración y tu don de observación pueden dar forma a tus ideas. Gracias a tus vastos recursos, tienes la capacidad de resolver problemas que parecen ser insuperables para otros.

Tu Saturno en conjunción a tu Plutón

Saturno cerca de Plutón indica una enorme ambición para realizar tus objetivos, pero también una tendencia a evitar temas delicados y buscar refugio en los deberes y responsabilidades.
No te resulta fácil enfrentarte a influencias que podrían irrumpir en tu vida cotidiana y obligarte a atravesar cambios. Tus planes son un secreto, y no confías tus pensamientos más íntimos a nadie. Gozas de una severidad pragmática en todo lo que es psicológico, todo lo que mana de dentro de nosotros.
Aun así, esta configuración planetaria confiere una considerable profundidad psicológica, y una vez que te decides a penetrar la superficie de las cosas, eres capaz de enfocar toda tu atención en cambios fundamentales, en última instancia para encontrar una mayor seguridad emocional.

Urano - el proceso de emancipación


Urano, a una distancia de 2.875 millones de kilómetros del Sol, fue descubierto en 1.781, durante el período de las revoluciones norteamericanas, y en vísperas de la revolución francesa y el desarrollo revolucionario de la industrialización europea.

Su diámetro alcanza 51.100 km., y, debido a que su órbita se acerca a los 84 años, tarda aproximadamente 7 años para transitar un signo.

En la mitología, Urano es la personificación del cielo, del cual nació la Tierra, engendrada por él solo. Fue el padre de Saturno, el cual le cortó los testículos en horrible lucha por el poder.

En la astrología, Urano simboliza la ruptura con la tradición y el desarrollo de algo nuevo. Es un planeta que va sincrónicamente asociado con ideales de verdad, justicia, libertad, fraternidad e igualdad, así como en cualquier tendencia progresista colectiva que se enfrente con lo establecido.

Urano representa también nuestra necesidad de sentirnos libres de toda atadura a la responsabilidad, para progresar más allá de las fronteras físicas y psíquicas hacia una nueva dimensión y realidad. Es intuición, invención y ruptura idealista. El uso apropiado indica preocupación espiritual por la sociedad humana, para que conozca la libertad del cautiverio de la ignorancia. La expresión negativa conduce a la rebelión, el fanatismo y a un comportamiento excéntrico y extremista.

Su posición en la carta natal revela también nuestra relación con los amigos y personas superiores. La cara oscura de Urano es la del revolucionario que por rabia destruye lo que ni siquiera sabe hacer mejor. Su afinidad natural es con Acuario.

Tu Urano  en Géminis


Urano permanece en cada signo alrededor de siete años, ya que tarda unos 84 años en completar una vuelta por el Zodiaco. Por lo tanto, su posición por signo indica cualidades generacionales que per se no tienen mucha importancia para el individuo. Son la posición por casa y los aspectos con planetas personales que pueden tener un significado más personal.

Urano estuvo en Géminis desde 1.942 hasta 1.949. Perteneces a una generación que tiene una intuición brillante en lo referente a todo tipo de comunicación –por la prensa, la radio, la televisión o Internet, escribiendo o dando discursos–, y que sabe expresar su creatividad musical y artística mediante formas innovadoras y revolucionarias. Los grupos de rock de los años sesenta, formados por miembros de esta generación, rompieron todos los moldes musicales y cambiaron el mundo del espectáculo para siempre.

Tu Urano en la Duodécima Casa

La casa donde se encuentra Urano es el lugar donde tenemos la mejor oportunidad de experimentar y expresar nuestra originalidad como seres únicos. También indica el área de nuestra vida, donde buscamos las emociones fuertes y la excitación, a veces cruzando los límites de lo comúnmente aceptado y permitido. Es ahí donde queremos expresar nuestros sentimientos y nuestro genio de forma libre e intuitiva.
La Duodécima Casa es la más compleja, porque corresponde a esferas de la vida que se consideran tabúes y no suelen ser temas de nuestras conversaciones. Aquí se disuelven el ego y el sentido de la individualidad en favor de un sentimiento de comunión espiritual. Representa la soledad, el sacrificio, la empatía y la inspiración mística.

Urano en la Duodécima Casa te confiere la capacidad de encarar la totalidad del ámbito inconsciente de una manera inventiva, original e intuitiva. Tienes acceso al caudal de sabiduría ancestral que hay en la mente: a las experiencias acumuladas en el pasado y heredadas por mediación de generaciones anteriores. Es posible que encuentres la llave que da acceso a ese tesoro mediante la meditación, la parapsicología o alguna forma de expresión artística que te permita sintonizar con estas antiguas grabaciones de la experiencia.
Una profunda renuencia a abdicar de tu independencia puede hacer que te resulte difícil asentarte o echar raíces. Quizás haya una parte de ti que quiera desesperadamente intimidad y seguridad, pero sin saber cómo lograrlas; no obstante haces lo posible para impedir que esto se concrete. La indagación en tus propios motivaciones inconscientes puede ayudarte a liberarte de esta contradicción y aligerar una persistente sensación de soledad y aislamiento.

Tu Urano en cuadratura a tu Medio cielo


Tienes relaciones poco usuales, quizá un cierto número de ellas y no siempre de larga duración. Eres muy creativa en lo referente a tus amigos y amores, y te sientes atraída hacia personas excéntricas y aventureras, pero ten cuidado de que tu vida privada no afecte negativamente a tu carrera.

Neptuno - la conciencia cósmica


Neptuno, un planeta descubierto en 1.846 por el astrónomo berlinés Galle, se mueve alrededor del Sol a una distancia media de 4.497.000.000 km. Tarda casi 165 años en cumplir su órbita, y tiene un diámetro de 49.500 km.

En la mitología, Neptuno o Poseidón es el dios del mar y señor de las aguas. Tiene su morada en lo más profundo del mar, donde la visión a menudo es vaga y nos encontramos en un mundo extraño y casi irreal.

Astrológicamente, Neptuno simboliza las ansias de disolver los límites, que hacen del falso ego material una entidad aparte, y de experimentar la unidad espiritual con el resto de la creación. Este objetivo se puede alcanzar de manera constructiva mediante la meditación, la fe y la práctica religiosa, la creatividad artística y una profunda devoción a otra persona o a una causa; o, más peligrosamente, se puede intentar lo mismo por la vía de las drogas, el alcohol o  una desafortunada entrega a las pasiones.

Neptuno representa la sensibilidad y compasión, pero también simpatía inconsciente, apreciación estética, fantasía, imaginación e idealismo. La expresión negativa puede manifestarse en una actitud evasiva e irresponsable con tendencia a tomar refugio en un mundo imaginario y nebuloso.

Debido a que Neptuno permanece durante 14 años en el mismo signo, la interpretación a nivel individual está enfocada en la casa que ocupa y los aspectos que forma con otros planetas. Neptuno tiene una afinidad natural con el signo Piscis.

Tu Neptuno en Libra


Debido a que Neptuno tarda unos 165 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, permanece en cada signo alrededor de catorce años. Por lo tanto, su posición no tiene un significado individual, sino generacional. Para averiguar si tiene importancia a nivel individual, habrá que analizar su posición por casa y posibles contactos con planetas personales.

Neptuno estuvo en Libra desde 1.943 hasta 1.957. Como nativa del período de postguerra, perteneces a una generación que ha experimentado mucha confusión en sus relaciones humanas, especialmente en las relaciones románticas. Los años de tu infancia y juventud estuvieron marcados por un sentimiento de inseguridad, porque nadie sabía muy bien cómo actuar en calidad de miembro de una familia o pareja en una relación conyugal.
No obstante, tu generación anhela el ideal de las relaciones, la igualdad de todas las personas y no hace discriminación alguna entre miembros de distintos niveles sociales u otro color de piel. En Woodstock cientos de miles de personas con Neptuno en Libra se reunieron para celebrar su nueva visión de la vida bajo el lema «Paz, amor y música».

Tu Neptuno en la Cuarta Casa

La casa donde se halla Neptuno nos puede parecer como el paraíso terrenal, porque es la esfera donde podemos experimentar de la forma más natural y directa la realidad de lo inmaterial, místico e inspirador. Es ahí donde nos resulta fácil entrar en el mundo de la imaginación y fantasía que existe en nuestro interior.
El Immum Coeli (IC) o cuarta casa simboliza el lado oculto de la personalidad, a saber: nuestras raíces y nuestros sentimientos menos visibles a primera vista.
La Cuarta Casa tiene que ver con el mundo del subconsciente, la base emocional, la tradición familiar y, en concreto, la madre como símbolo de protección y nutrición.

Situado en la Cuarta Casa, Neptuno indica una extrema sensibilidad con respecto al entorno. Tiendes a absorber y reflejar las influencias atmosféricas que te rodean, y es aconsejable que seas cautelosa en la selección del ambiente donde vives, aunque la discriminación y la libertad de elección no son exactamente el lado fuerte de Neptuno. Tal vez busques un «hogar y una familia espirituales», que no tienen necesariamente que ver con los vínculos de sangre, o dejes usar tu casa como lugar de encuentro de grupos de meditación, para sesiones de experimentación parapsicóloga o como refugio de músicos y de artistas.
Con Neptuno en esta casa puedes ser muy feliz si vives junto al mar. Los últimos años de tu vida pueden estar caracterizados por profundas nostalgias espirituales, actividades devocionales y un pacífico aislamiento durante el cual te vayas desapegando silenciosamente de la existencia material.

Tu Neptuno en sextil a tu Plutón


Perteneces a una generación que tiene conciencia de la necesidad de proteger el medio ambiente de una devastación insensata, así como de aumentar los derechos y las libertades individuales y la cooperación internacional. Estás convencida de que es urgente ir más allá del preponderante dominio del consumismo materialista en el mundo, y en Occidente en particular.
Trabajas con gran imaginación y comprensión en áreas de la mente que son las más privadas y vulnerables: la psicología profunda. Eres lo que se llama «una comadrona del espíritu», asistiendo al parto de cada individuo que atraviesa por un renacimiento o un proceso espiritual. Aceptas el proceso natural de nacimiento, espiritual o físico, y te dedicas a ayudarlo.
Las energías de la transformación total están presentes en ti, y el hecho de que obtengas resultados positivos o negativos depende de cómo las uses, tanto individual como colectivamente.

Plutón - la transformación inevitable


Plutón es, con un diámetro aproximado de 2.300 km, el planeta más pequeño que conocemos. Su descubrimiento en 1.933 señaló el comienzo de uno de los períodos más oscuros y transformadores de la historia, los inicios del nazismo y la ciencia atómica. A una distancia media de 5.900.000.000 km del Sol, Plutón necesita más de 247 años para cumplir su órbita.

En la mitología, Plutón o Hades es el dios del mundo subterráneo reinando sobre las almas de los muertos y la fertilidad.

Astrológicamente, este planeta simboliza la subconsciencia y se relaciona con los cambios bruscos, la destrucción, la regeneración y transformación. Plutón causa la «desestructuración» interna que nos impulsa inexorablemente a seguir adelante y a deshacernos de formas viejas para dejar paso a las nuevas. Es el planeta de los cambios profundos, de la transformación individual al nivel psíquico, que empieza a actuar desde lo más interno de nosotros y se mueve hacia la superficie.

Debido a que Plutón permanece más de 20 años en el mismo signo, su significado se puede aplicar a generaciones enteras. Para una interpretación individual hay que analizar su posición en las casas y sus aspectos con otros planetas. Plutón, junto con Marte, es el regente de Escorpio.

Tu Plutón en Leo


Debido a que Plutón tarda más de 248 años para completar su trayectoria a través del Zodiaco, se queda en cada signo alrededor de veinte años, lo cual excluye que su posición por signo tenga algún significado individual. Sus cualidades son más bien generacionales, y solamente su posición por casa o sus aspectos con los planetas personales revelan influencias a nivel individual.

Plutón estuvo en Leo desde 1.939 hasta 1.957, un período marcado por las experiencias traumáticas de la Segunda Guerra Mundial y el lanzamiento de la primera bomba atómica. Perteneces a una generación que experimenta con frecuencia períodos de intensa creatividad, haciendo posible profundos cambios en la vida interior, una intensidad creativa que es buena para la música, la poesía, el arte etc. Eres muy sensible (incluso vulnerable) cuando se trata de expresarte, de «sacarlo fuera».

Tu Plutón en la Segunda Casa

A menudo, la casa donde se encuentra Plutón es donde quizá tengamos que hacer frente al dolor y la crisis. El reto consiste en afrontar esta área con honestidad y sin reservas para efectuar una evolución en nuestra conciencia.
La Segunda Casa representa nuestro deseo de obtener y poseer valores —no sólo tangibles y económicos, sino también mentales, emocionales y espirituales— que necesitamos para la seguridad de nuestra existencia. También está relacionada con nuestras ataduras emocionales a las cosas o personas que nos rodean.

Plutón en la Segunda Casa te empuja a profundizar en el significado de esa esfera relacionada con el dinero, las posesiones y los recursos materiales en general. Si te centras demasiado en tu cuenta bancaria, en tu coche o en tu mansión, o estás demasiado identificada con ellas, es probable que Plutón destruya estas formas externas de autodefinición, despojándote de avíos y adornos externos, para que desde dentro de ti misma puedas descubrir quién eres. Incluso es posible que, inconscientemente, tú provoques ese tipo de situación límite para así poder encontrar un sentido interno de valor y de seguridad más profundo.
Te será muy difícil, por no decir imposible, el ahorrar, retener dinero. Tienes una especie de "agujero" en tu bolsillo, en tu mano, en tu economía, por lo que todo el dinero que entra, automáticamente se gasta. Ello no quiere decir que malgastes o derroches, sino que muchas veces ocurrirá también que tus ingresos y tus gastos sean parejos, vayan igualados.
Habrán fuertes deseos en ti de tener unos ingresos económicos más estables o sustanciosos, pero la tendencia que da aquí Plutón es la de que necesitas regenerar este sector de tu vida, acoplarte a lo que tienes, transformarte psicológicamente en las inquietudes y preocupaciones monetarias. Muchas veces, Plutón aquí degenera en obsesiones y manías fuertes respecto al dinero, en un querer a toda costa "tener" dinero, tener poder y control sobre el mundo material, pudiendo llegar a hacerte una esclava de dichos pensamientos y obsesiones.

Quirón - la conciencia social


Quirón es un cuerpo celestial relativamente pequeño que fue descubierto el 1 de noviembre de 1.977. Su órbita se encuentra entre Saturno y Urano. Quirón tarda entre 50 y 51 años para dar una vuelta completa al Sol, y debido a su trayectoria muy elíptica su permanencia en cada signo varia entre 1.5 y 8 años.

En la mitología griega Quirón era un centauro, es decir mitad hombre y mitad caballo. Era curandero, astrólogo, maestro, músico y guerrero. Grandes héroes como Heracles, Aquiles y Orfeo recibieron sus enseñanzas.

Debido a la situación de Quirón entre Saturno y Urano, el último planeta interior y el primer planeta exterior, muchos astrólogos consideran a Quirón como el puente entre los planetas interiores y exteriores. Es la llave que nos puede abrir la puerta del entendimiento de las energías complejas de los planetas más lejanos. En este sentido Quirón es el guía interior que ilumina la oscuridad y abre la mente a experiencias más allá de la rutina diaria.

Tu Quirón en Escorpio


Con Quirón en Escorpio, posees una conciencia clara, aunque algo incómoda, de tu propia destructividad o de tu fascinación por la muerte. Puedes volverte muy controladora en tu intento de protegerte de la pérdida y del rechazo, así como en el ámbito del dinero, e imponerte una dura lucha por lograr la independencia económica.
Tu destructividad emocional inconsciente puede ser proyectada sobre otras personas, desarrollando cierta paranoia y viviendo preocupada por protegerte de tu perseguidor, real o imaginario, procurando continuamente burlarlo o aplacarlo.
Es frecuente que te sientas "tocada" en el dominio de la sexualidad; ya sea en tu vida real o en tu fantasía, puedes recibir o infligir heridas tremendas (aunque también curarlas) por medio de tus experiencias sexuales, siempre enfrentadas con tus sentimientos más íntimos.
Con este emplazamiento, es posible que tengas que enfrentarte en algún momento con tus impulsos de poder, tus motivaciones ocultas y tus intentos por controlar y dominar a los demás, pero la alternativa es difícil, ya que también puedes encontrarte en situaciones en las que aparezcan elementos como triángulos amorosos, celos y luchas inconscientes por el poder.
Puede ser muy beneficiosa para ti la terapia del renacimiento (rebirthing), desarrollando una toma de conciencia con lo que realmente eres, y con la liberación de las emociones que te mantienen frenada.


Tu Quirón en tu quinta casa

Con Quirón en tu quinta casa, tu capacidad de ser espontánea puede verse disminuida; te sientes incapaz de soltarte para disfrutar sin trabas del momento, o si lo haces, te puedes deslizar a extremos muy destructivos. Tu espontaneidad pudo ser fulminada en tu niñez, resultando actualmente en una gran sensibilidad al ridículo; tal vez haciendo el payaso, o quizás poniéndote una máscara noble, que te haga parecer tranquila y controlada.
Con frecuencia temes la envidia ajena, y puede suceder que llegues a complicarte la vida con personas envidiosas y vengativas cuando te arriesgues a liberar tu vena creativa.
Puede ser útil que aprendas a distinguir entre crear para impresionar a los demás y adquirir poder y prestigio, y crear por el placer de hacerlo. Es probable que estés convencida de que si te comportas con nobleza la vida te tratará de la misma manera, pero tal vez peques de cierta ingenuidad.
Es probable que las relaciones con los niños, sean o no tus hijos, se caractericen por experiencias de aprendizaje, de herir y de sanar.
Tal vez recibir clases de teatro, lecciones de canto o ejercicios de dibujo libre te ayuden a reconectarte con ese perdido sentimiento de quien eres, mediante ellas puedes liberar una gran vitalidad. Entonces recibirás el don de un profundo respeto por tu propio ser interior y por el de los demás, además de la capacidad de ver y respetar la chispa de divinidad que hay dentro de cada uno de nosotros.

Lilith - la feminidad suprimida


Lilith no es un planeta, sino un punto sensible que se puede identificar mediante determinados cálculos. Para fijar su posición en el horóscopo se contempla la órbita elíptica de la Luna alrededor de la Tierra y el eje que forman los dos puntos más lejanos de la Tierra en esa elipse. Lilith se encuentra en el eje en aquel punto que está a la misma distancia de la Tierra y del centro de la elipse. Lilith tarda unos 9 años para dar una vuelta completa a los doce signos.

La historia de Lilith nos ayudará a interpretar su posición en la carta natal. Ella fue la primera esposa de Adán, pero huyó del paraíso porque no quiso someterse a él por ser mujer. Vivió en compañía de demonios cerca del Mar Rojo donde dio a luz a numerosos hijos. Cuando fue encontrada por ángeles enviados por Dios, éstos le pidieron volver con Adán, pero Lilith se negó. Como castigo murieron cada día cien de sus hijos. Enloquecida, Lilith empezó a matar también. Sus víctimas eran mujeres en periodo de lactancia, recién nacidos y hombres a los que mató después de seducirlos. Se dice que más tarde apareció en el paraíso en forma de serpiente para dar a Eva la manzana del árbol del conocimiento.

Lilith recibe también el nombre de Luna Negra (coincidiendo con el símbolo empleado para representarla), una denominación que da alguna idea de su significado en el horóscopo. Se refiere al lado oscuro y desconocido de la naturaleza femenina. No es sólo fuente de la vida, sino también de la muerte, el dolor y la desgracia.

En la astrología babilónica y asiria, Lilith jugó un papel importante, el cual fue redescubierto en los años sesenta y setenta, cuando las mujeres empezaron a luchar por su emancipación.

A la luz de la psicología moderna, la posición de Lilith nos revela algo acera de nuestros deseos ocultos, los lados reprimidos de nuestra personalidad, experiencias dolorosas y los rincones oscuros de nuestra psique. En la carta de un hombre, Lilith puede señalar el tipo de mujer que le da miedo o que le puede llevar a la desesperación.

Los Nodos lunares - el factor del karma


Los Nodos lunares señalan aquellos puntos en el firmamento, donde la órbita de la Luna alrededor de la Tierra intersecta con la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Las dos intersecciones se pueden calcular y están situadas diametralmente opuestas, formando la línea de los nodos. Ese eje nodal se mueve hacia atrás, es decir de Aries/Libra a Piscis/Virgo, a Acuario/Leo etc., tardando unos 18.5 años para moverse a través de los doce signos.

El Nodo lunar ascendente se denomina también Nodo lunar norte, o Cabeza del dragón, mientras que el Nodo lunar descendente se denomina Nodo lunar sur, o Cola del dragón. En la astrología india reciben los nombres de Rahu y Ketu.

El significado del eje lunar está relacionado con la astrología kármica. El punto de partida es el concepto que no estamos por primera vez en la Tierra, sino que hemos acumulado experiencias en vidas pasadas. El principio de la reencarnación está ilustrado por el eje lunar, ya que el Nodo descendente se refiere a nuestro pasado, mientras que el Nodo ascendente muestra el futuro y la lección principal que debemos aprender en la vida presente.

La suma de nuestras experiencias pasadas está contenida en el Nodo sur que suele simbolizar áreas que nos son familiares. Representa hábitos que no queremos dejar por razones de comodidad; es decir, el Nodo sur representa el camino de la menor resistencia. Sin embargo, la tarea consiste en superarnos a nosotros mismos y ganar nuevas experiencias, las cuales pueden ser diametralmente opuestas a las anteriores, tal y como lo simbolizan el signo y la casa que contienen al Nodo lunar norte.

Nota: En el gráfico del horóscopo sólo aparece el símbolo del Nodo lunar norte. Se entiende que el Nodo lunar sur está situado a 180º, justo a lado opuesto.

Tus Nodos lunares en Tauro y Escorpio


Tauro representa el constructor y el campesino que valora la estabilidad y la tranquilidad, mientras que Escorpio simboliza el detective y el psicoanalista que penetra las apariencias para efectuar una transformación y regeneración.

El Nodo lunar norte en Tauro y el Nodo lunar sur en Escorpio indican que la lección que te espera en esta vida consiste en construir un sistema de valores sustanciales que te proporcionen una base sólida para moldear tu vida y avanzar en el sendero de la autorrealización.
En el pasado tuviste que encarar muchas situaciones dolorosas de cambio, ya que tu vida estuvo basada en valores falsos. Debido a que te vistes forzada a abandonar esos valores, desarrollaste una actitud de defensa y sospecha.
Ahora reaccionas con resentimiento e ira a cualquier persona o circunstancia que sugiere algún cambio o ajuste en tu comportamiento. Debes quemar los puentes del pasado y «jamás mirar atrás»; así podrás empezar a apreciar la abundancia que te rodea. Si aprendes a valorar y utilizar plenamente lo que tienes a tu disposición, comprenderás que siempre tendrás lo que necesites y cuando lo necesites, lo cual no es necesariamente lo mismo que tener lo que se desea. El Nodo lunar norte en Tauro te ofrece la oportunidad de desarrollar esa mentalidad apreciativa y dejar atrás la tierra quemada de la lucha por la supervivencia para entrar en el jardín fértil de la paz interior.

Tus Nodos lunares en las Casas 11 y 5

La Undécima Casa refleja nuestro deseo de alcanzar una determinada identidad o posición por medio de la identificación con un grupo y objetivos comunes, mientras que la Quinta Casa simboliza nuestra aspiración a expresar las cualidades únicas de nuestra personalidad y manifestar nuestra fuerza creativa.

El Nodo Norte en la Undécima Casa y el Nodo Sur en la Quinta muestran que la lección en esta vida consiste en asumir metas y objetivos comunes en vez de seguir arrastrando el fuerte deseo de cultivar tu creatividad personal, dando expresión únicamente a lo que tú eres y a lo que tú sientes. El reto consiste en extinguir ese fuego de la pasión y ver la vida desde un punto de vista más desapasionado e imparcial.
Ahora debes aprender el valor de la amistad y cultivar el espíritu de la generosidad y de la compasión, lo cual implica sacrificar tus ambiciones personales por fines espirituales y en beneficio de la humanidad.
El Nodo Norte en la Casa Once te llama a convertirte en la servidora de todos los seres vivientes. Cuando cumplas tu destino de apreciar tu propia identidad a través del servicio al prójimo, entonces, tu alma se podrá elevar a los niveles más elevados de autorrealización y experimentar que el amor altruista da infinitamente más satisfacción que el amor por el propio yo.

El Punto de la Fortuna - la llave para la verdadera felicidad


Todo el mundo se pregunta a veces cuál es el secreto para llegar a ser realmente feliz, pero la respuesta no es tan simple como parece, ya que a menudo tenemos conceptos erróneos acerca de nuestras verdaderas necesidades. Pensamos que nos hace falta algo que en realidad no es esencial, tenemos ídolos inadecuados o nos orientamos según las ideas de otros. El resultado es que, antes de darnos cuenta, hemos tomado el camino equivocado, lo que descubrimos muchas veces cuando ya es demasiado tarde.

Sin embargo, si sabemos lo que nos puede proporcionar auténtica felicidad, estamos en condiciones para tolerar circunstancias incómodas e incluso tomar decisiones dolorosas con el fin de lograr nuestros ideales. En este sentido, el Punto de la Fortuna (del lat. pars fortunae), o simplemente Fortuna, sirve como referencia, simbolizando nuestros principios personales, que en ninguna situación debemos olvidar. No es un planeta, sino un punto sensitivo que tiene su origen en la astrología árabe.

Como es de suponer, no es casualidad que el cálculo del Punto de la Fortuna se base en las posiciones del Sol, de la Luna y del Ascendente. Se considera que esas tres energías son fundamentales para el hombre y tienen una influencia considerable sobre la formación de su carácter. El Sol es símbolo de su identidad y de sus objetivos conscientes; la Luna simboliza su lado emocional, así como sus reacciones conscientes e inconscientes, mientras el Ascendente, como personalidad visible, expresa en cierto modo tanto al Sol como a la Luna. La conexión entre estos tres factores recibe el nombre de pars fortunae, el Punto de la Fortuna. Ese punto sensitivo señala aquel lugar en la carta astral donde el Sol, la Luna y el Ascendente se pueden expresar de la forma más armoniosa. Así pues, indica por emplazamiento aquella esfera de la vida que nos ofrece la mejor opción de experimentar verdadera felicidad; nos muestra el lugar donde está escondido nuestro tesoro, nuestra fortuna.

Tu Punto de la Fortuna en Acuario


Para sentirte feliz necesitas la libertad de poder defender tus ideales sin reservas. Por lo tanto, la amistad y camaradería son más importantes para ti que una estrecha relación de pareja, donde existen tantas expectativas y exigencias, y es probable que huyas de compromisos que conlleven demasiadas obligaciones y pudieran recortar tu independencia. Necesitas espacio para experimentar, y te sientes feliz en la compañía de personas que compartan tus ideas sin imponer sus conceptos. La experiencia de vivir en un grupo como individuo y, además, potenciar su capacidad es importante para ti y te motivará a defender la igualdad de los hombres y luchar contra toda clase de prejuicios.
Crees en el futuro, porque crees en el ser humano y su capacidad de afrontar los problemas actuales con éxito. En realidad, eres muy comprensiva en lo que se refiere a las debilidades de nuestra especie, y rara vez te enfadas, siempre tendrás alguna explicación a mano. No eres indiferente a lo que sucede en tu entorno, pero necesitas preservar cierta distancia emocional, porque Acuario es un signo de aire y vive principalmente en el intelecto. Por ende, no te dejes forzar a pretender sentimientos que no existen, ya que lo fingido nunca trae un resultado positivo.

Tu Punto de la Fortuna en la Octava Casa

La Octava Casa simboliza los valores en relación con otras personas y nuestra capacidad de compartir esos recursos para el bien común.
El emplazamiento de la Fortuna en esta casa indica que experimentas satisfacción y felicidad cuando tienes la oportunidad de recibir algo de valor, porque sabes apreciarlo profundamente, una cualidad que no es tan común como puede parecer. Te resulta fácil aceptar regalos o una herencia sin remordimiento, ya que, en vez de pensar inmediatamente cómo devolver el favor, te preguntas cómo utilizar esos recursos de la manera más provechosa, no solamente para ti, sino también para el beneficio de los demás. En resumen, se puede decir que te sientes contenta, si puedes sacar un provecho de las energías o valores que están a tu disposición gracias a tu pareja, socio o contacto profesional. Por consiguiente, es importante para ti, como parte del cultivo de tus relaciones personales, averiguar lo que aprecia y valora cada persona.
En el transcurso de tu vida tendrás la experiencia de que los deseos y esperanzas fundamentales del ser humano no han cambiado desde los comienzos de la historia, no importa si se trata de valores materiales o inmateriales. El único problema consiste en determinar cuáles son los valores verdaderos y que no sean solamente posesiones temporales que al fin nos poseen a nosotros mismos. Una vez que sepas hacer esta distinción, no vacilarás en separarte de lo que no tiene valor, ya que la Octava Casa simboliza, igual que el signo correspondiente, Escorpio, la transformación.
Te sentirás feliz cuando puedas comprobar por ti misma que tienes la capacidad de renunciar a algo querido y progresar de esa manera, es decir, que sabes vivir en armonía con los ciclos de la vida.

El Ascendente - la puerta hacia el exterior


El Ascendente es aquel punto en la carta astral que aparece al Este en el momento del nacimiento. El Ascendente simboliza la manera de acercarnos a la vida.
Así pues, el Ascendente se puede relacionar con el despertar de nuestra conciencia, del mismo modo que el Sol nos despierta por la mañana, disipando la oscuridad de la noche con sus rayos de luz. Según el signo del Zodiaco que representa al Ascendente, tendemos a utilizar sus características para moldear nuestra personalidad y poner una especie de máscara entre nuestra verdadera naturaleza, simbolizada por el Sol, y el mundo exterior. En muchos casos, los demás nos reconocen más por las cualidades del signo del Ascendente que por las características del signo solar.
En consecuencia, el Ascendente puede ser, en primer lugar, una imagen que proyectamos al exterior, o un escudo, pero también una especie de puerta que se abre hacia nuestro ser verdadero y permite que fluya a través de este canal una gran parte de nuestro yo.

Tu Ascendente en Cáncer


El elemento del Ascendente revela la cualidad de energía que vitaliza nuestro cuerpo, y también indica nuestro modo de acercarnos a la vida. Los signos de agua (Cáncer, Escorpio y Piscis) tienden a conservar las energías vitales y vivir más en el interior. Se sienten fácilmente influenciados por el ambiente y otra gente. Son muy sensibles y defensivos debido a un fuerte sentido de vulnerabilidad. Por el otro lado, el Ascendente en agua les hace sentir inmediatamente, y con fuerza, las emociones de los demás. Tienen el innato deseo a ayudar y proteger a las criaturas necesitadas.
En el momento de tu nacimiento, ascendió el signo Cáncer, también conocido como el signo del hogar y de la madre. Te hace sensible a los sentimientos de los demás, y te otorga la habilidad de captar rápidamente el más mínimo cambio de humor. Cuando se trata de un ser querido, o las circunstancias te obligan, sabes adaptarte a ese cambio de humor para satisfacer las necesidades de la otra persona.
La vida para ti es, principalmente, una experiencia que hay que vivir y sentir y en la que te encuentras a ti misma, unas veces arriba y otras abajo. Buscas de tus amigos y compañeros consejo y guía. Quieres de tu pareja que sea capaz de darte una perspectiva global, una imagen completa de las situaciones y las cosas. Dependes del consejo tranquilo y disciplinado de un buen administrador, que es lo que acaban siendo tus compañeros muchas veces. Eres la persona en la que los demás confían. Te cuesta decir que no a lo que te piden, y ello puede hacer que, en ocasiones, tengas que soportar una pesada carga.
Estás marcada por una gran sensibilidad que se convierte fácilmente en timidez. Eres impresionable, y experimentas con fuerza todas las sensaciones provenientes del exterior. Te gusta la comodidad y las costumbres hogareñas. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, tienes ganas de vivir aventuras y sientes el imperioso deseo de viajar lejos, sobre todo por mar. Eres bastante reservada y un poco esquiva, debido sobre todo a tu sensibilidad que te vuelve fácilmente susceptible (sientes bastante miedo a hacer el ridículo). Tienes demasiada tendencia a creer que se te quiere perjudicar y ello te lleva a enfrentarte a personas que no quieren perjudicarte. Vives más pensando en el pasado que en las realidades del presente.
A pesar de tu natural timidez, sabes ser tenaz como el agua que erosiona pacientemente las rocas más duras: las desgasta, las pule y termina venciéndolas. Es el arma más poderosa que posees y que te permitirá superar todos los obstáculos.

El Medio cielo – la posición en el mundo exterior


El Medium Coeli (MC), también denominado Medio cielo, es el punto más alto del horóscopo. Es la culminación de las órbitas que, en el espacio, recorren los planetas en su aparente trayectoria sobre el horizonte.
El signo del Medio cielo simboliza el proceso de la concreción de nuestros sueños vocacionales y las cualidades que anhelamos. Representa el logro profesional y nuestra posible contribución social, así como el tipo de energía cuya expresión nos proporcionará la satisfacción plena en el ámbito laboral.
Un análisis del MC –los planetas cercanos, los aspectos planetarios y la situación de su regente– revela nuestros talentos, nuestra posible posición en la sociedad y nuestra manera de compaginar las obligaciones profesionales con las responsabilidades domésticas.

Tu Medio cielo en Piscis


Los grandes logros y el éxito profesional no tienen prioridad en tu lista de las cosas importantes, y es cuestionable que tengas la suficiente voluntad y determinación para empujarte a ti misma con el fin de conseguirlos. Tampoco tienes un plan concreto y preconcebido para tu carrera, sino que más bien confías en tu intuición para tomar las decisiones necesarias en el momento adecuado.
No te inspira la ardua lucha de la competición, ya que eres sensible y prefieres trabajar en una atmósfera amigable y agradable. Puesto que eres más bien pasiva y esperas hasta que vengan los acontecimientos hacia ti, no tendrás muchos enemigos, pero tampoco dejarás una huella notable. Los símbolos de una posición social alta y de un ascenso profesional no tienen importancia para ti, y si llegas a recibir el reconocimiento público por tu trabajo, es probable que una de las personas más sorprendidas seas tú misma.
Necesitas una actividad que te proporcione el contacto con otras personas y que te permita desarrollar tu fantasía y tu potencial creativo; no te satisfaría una profesión que exigiese el tratamiento exclusivo con frías cifras o con maquinaria. Lo ideal sería cualquier trabajo social o sanitario, porque te sientes bien y útil cuando puedes ayudar a otras personas. Otras profesiones apropiadas son aquellas relacionadas con el mundo del arte, del cine o de la psicología.
Para determinar en qué medida esos rasgos son aplicables a ti, debes tener en cuenta la posición de los regentes de Piscis, Júpiter y Neptuno, y sus aspectos con los otros planetas.

Epílogo

Como podrás haber comprobado, la Carta Astral es un extenso y detallado documento que nos va descubriendo las facetas más importantes de nuestra vida, dándonos toques acerca de nuestra personalidad y también de nuestro destino.
La repetición de un mismo factor psicológico o tendencia de destino en diferentes puntos de la interpretación es un síntoma inequívoco de que dicho factor tendrá más posibilidades de manifestarse con fuerza en la vida.
La contradicción de diferentes factores psicológicos o tendencias de destino a lo largo de la interpretación es un síntoma de dualidad. Por un lado unas energías planetarias indican una cosa, mientras por otro lado otras energías planetarias indican tendencias contrarias. La resolución a este conflicto (muy común en muchas Cartas Natales) lo determinará nuestra propia evolución psicológica y espiritual, o, dicho en otras palabras, nuestra madurez ante la vida, pues muchas veces a lo largo de la existencia se nos brindan diferentes caminos a elegir, y mientras unas personas se pasan toda la vida dudando, otras saben escoger la opción correcta.

Hay que advertir finalmente que por encima de los influjos astrológicos, señalados en la interpretación de la Carta Astral, se sitúa siempre un factor muy importante: el poder de la voluntad del hombre, el cual puede, por su propio esfuerzo, entrar en la dirección recta y corregir, en gran medida, las limitaciones o dificultades señaladas por los aspectos estelares. "Los astros inclinan, pero no obligan", dice un antiguo aforismo astrológico. Espero que todo lo que en esta Carta Astral se ha indicado te sirva de provecho y utilidad a lo largo de toda tu vida. Con ese ánimo ha sido realizado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tiempo de refinar nuestros deseos.

La porción de Qui Tissa, nos coloca en la disyuntiva entre abandonar nuestro trabajo de crecimiento espiritual o buscar otros caminos tentad...